Carrito de compra

Entrevista a Alicia Varela sobre su trabajo "El arenque rojo"


Hoy entrevistamos a Alicia Varela, autora de las ilustraciones del libro "El arenque rojo" con textos de Gonzalo Moure y editado por SM. Se trata de un álbum muy especial sin palabras, donde a través de imágenes se representa una secuencia de varias escenas cotidianas que suceden durante una tarde cualquiera, en un parque cualquiera. En Ilustrarium tenemos la suerte de poder ofrecer una edición limitada de una de las ilustraciones, reproducida en la más alta calidad, firmada y numerada por la autora.

¿Cómo surgió el proyecto con Gonzalo Moure y la editorial SM? ¿Recibiste un guión o varias historias que debías entremezclar?

Todo empezó una tarde de domingo en que visité el blog de Gonzalo Moure. No era la primera vez que lo hacía pero nunca había reparado en que vivía en Asturias, como yo. Tenía varios libros suyos que me gustaban mucho y algo me impulsó a escribirle y a enviarle mi web con mis trabajos. Él, tan amable como siempre, me respondió en seguida y me comentó que tenía un proyecto en mente en el que tal vez podríamos colaborar. Unos días después, quedamos para conocernos y me contó la primera historia de "El arenque rojo", así como su idea del libro. Me entusiasmé. Después me envió las otras seis historias. Pasaron meses de bocetos y pruebas hasta que tuve la primera doble página terminada. Más tarde, en un encuentro casual, Gonzalo le habló del proyecto a la editora de SM con la que suele trabajar, que se interesó muchísimo, y así continuamos con el álbum. 

¿Elegiste tú los personajes? ¿Cuál fue tu punto de partida?

El punto de partida fue el escenario, que determinaría el formato del libro. Fue lo primero que compuse y después, como si se tratara de un teatro, fui incorporando cada personaje. 

Empecé por dibujar los personajes que aparecen en las historias que Gonzalo escribió, las que están dentro del sobre al final del libro, y posteriormente fui añadiendo otros personajes secundarios de mi propia cosecha que también tendrían sus pequeñas historias. En todo momento tuve total libertad para decidir cómo y dónde situar a los personajes, e incluso para decidir cómo contar en el tiempo la historia de cada uno de ellos. Estaré siempre agradecida, tanto a Gonzalo como a la editora, por esa libertad y por ofrecerme la oportunidad de trabajar en este proyecto tan bonito.

 

Sabemos que a partir de una imagen central del libro, parten todas las otras. ¿Por qué es así? ¿Cuál fue el proceso de trabajo?

Para dibujar la primera doble página escogí el momento en que ocurrían varias situaciones determinantes en el libro, para así poder construir las historias a partir de ahí, hacia el pasado y hacia el futuro. Me pareció que de esta manera podría ordenar más equilibradamente toda la información que quería incluir. 

¿Qué técnicas utilizaste?

Lápiz, algo de acuarela, ceras y ordenador.

¿Cuánto tiempo estuviste trabajando en el libro?

Desde que Gonzalo me habló por primera vez del libro hasta que entregué los artes finales, creo que pasaron más de dos años. Pero durante este tiempo sucedieron muchas cosas, no estuve dos años trabajando únicamente en el libro.

A nivel estético, ¿cuáles son tus referencias?

Creo que me influye todo lo que veo, lo que leo, lo que escucho, lo que vivo. Para este proyecto recordé mucho mis paseos por París, y me inspiré en algunos detalles del mobiliario urbano de los Jardines de Luxemburgo. 

Estas ilustraciones son como "mapas de instantes vividos". ¿Con cuál de ellos te quedarías?

Quise capturar un instante muy personal en el centro del libro: un padre alza a su bebé en brazos y se miran a los ojos; son mi marido y mi hija, que tenía cuatro meses cuando terminé de ilustrar "el arenque rojo".

Muchas gracias Alicia!

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados